Cirugía de Nariz: consejos para la recuperación

La cirugía de nariz es una operación sencilla, pero que tiene una recuperación muy molesta y aparatosa. Por eso, en este artículo te vamos a dar una serie de consejos para que la recuperación se te haga lo más llevadera posible.

284506_104433702988968_1960921_n

Una vez que te dan el alta, vas a tener muchas molestias, ya que toda la zona de la nariz y alrededores va a estar hinchada, por lo que te va a doler bastante. Por eso, tendrás que tomar medicamentos para la inflamación y para el dolor. Ojo con los medicamentos para la inflamación, ya que uno de los más comunes (el ibuprofeno) puede provocar hemorragias.

El cirujano no te va a recetar ibuprofeno, pero es posible que tú lo tomes por tu cuenta, así que ni se te ocurra. Siguiendo con los medicamentos, también tendrás que tomar antibióticos, para eliminar la posibilidad de coger una infección, algo que puede pasar siempre que nos operan.

Una vez que hemos paliado las molestias, llega la hora de hacer reposo. Durante unos días lo mejor es que no salgas a la calle, y te quedes en casa leyendo, si puedes, o viendo la tele. Además, así no te da el sol, que es otro de los enemigos de la recuperación.

Para acelerar la recuperación, puedes ponerte frío en la zona, siempre que este frío no sea húmedo, como por ejemplo el hielo. En las farmacias puedes comprar apósitos de frío seco, el cual no mojará las vendas y tampoco la piel.

La parte más dura de a recuperación se termina una semana después de la misma, ya que en este tiempo el cirujano retirará todas las vendas, y ya podremos hacer una vida casi normal.

Eso sí, durante al menos otros dos o tres meses, deberías evitar cualquier actividad que suponga un riesgo de darte un golpe en la nariz, ya que el resultado podría ser desastroso.

Buscar al mejor cirujano plástico de