Operarse de Abdominoplastia por la Seguridad Social

¿Es posible operarse de abdominoplastia por la Seguridad Social? La respuesta es que sí, pero para ello hay que cumplir una serie de condiciones que veremos a continuación. Primero, vamos a recordar en qué consiste esta operación.

antes-y-despues

Cuando se adelgaza de forma un tanto brusca, como por ejemplo cuando nos sometemos a una cirugía bariátrica, la piel no encoge. Tenemos que tener en cuenta que la piel ha dado mucho de sí para dar cabida a la grasa acumulada, pero que esa piel no desaparece, y en algunos casos hay que quitarla.

Esta es una operación que se suele hacer en clínicas privadas, pero que tiene un coste muy elevado, ya que es una cirugía peligrosa y muy compleja, que no puede hacer cualquier médico.

Debido al coste, algunas personas recurren a la Seguridad Social, pero ésta sólo se hace cargo si se da alguno de estos casos: peligro para la salud, o riesgo psicológico.

En ocasiones, el colgajo de piel es tan grande, que puede afectar a la salud de las personas, ya que incluso les puede impedir hacer una vida normal, afectando a la motricidad en los casos más graves.

En otras ocasiones, la piel sobrante puede afectar psicológicamente a la persona, que ve como después de adelgazar no puede lucir su cuerpo debido a la piel que le ha quedado.

En estos dos casos, la Seguridad Social te va a operar, pero siempre tras una valoración, en la que se determine que el riesgo es alto para la persona que etsá sufriendo la presencia de este colgajo de piel.

Si pesamos que este colgajo nos está afectando de una manera u otra, tras haber adelgazado, lo mejor es que se lo comentemos a nuestro médico de familia o de cabecera, para que nos remita a un especialista, que será el que valore si la Seguridad Social nos tiene que operar, o tenemos que pagar la abdominoplastia de nuestro bolsillo.

 

Buscar al mejor cirujano plástico de