Todo lo que necesitas saber sobre la rinoplastia

¿Qué es la rinoplastia?

La rinoplastia, también conocida como “el trabajo de la nariz” es la cirugía de re-configuración de la nariz. A veces, las estructuras internas de la nariz se ven afectadas, y los resultados van más allá de la cosmética, ayudando a mejorar la respiración del paciente (como en el caso de un paciente con un tabique desviado). El objetivo de la rinoplastia es traer a la nariz en armonía con la estética agradable de las características faciales.

¿Quién es un buen candidato?

Los mejores candidatos para la rinoplastia son aquellas personas que disfrutan de una vida saludable, en lo posible no fumadores y que ven positivamente a los cambios que se llevarán a cabo en la operación. Los que pueden beneficiarse de los procedimientos de  la rinoplastia son aquellos que sienten que su nariz es demasiado grande, bulbosa también asimétrica, demasiado plana, demasiado amplia, o simplemente no está en armonía con las proporciones de sus otras características. También la rinoplastia puede ser buscada por aquellos que han tenido una nariz rota (que resulta en una nariz torcida) o aquellos con problemas respiratorios causados por problemas anatómicos dentro de las fosas nasales.

Consideraciones prequirúrgicas

Su cirujano le pedirá casi seguramente un análisis de pruebas de laboratorio para confirmar su estado de salud antes de operar. Quizás podrá recomendarle también algunos medicamentos a tomar cerca de la operación. También es muy importante que evite la aspirina, muchos fármacos anti-inflamatorios y suplementos de hierbas en las 2 semanas antes de la cirugía deben ser eliminados porque pueden generar un aumento en el sangrado.

Cuidados post-operatorios

Por lo general, la rinoplastia se realiza de forma ambulatoria. Después de la cirugía, la nariz se llena con una gasa estéril, y en la mayoría de los casos, la nariz se equipa con una férula para mantener los huesos y cartílagos en su nueva posición hasta la curación completa. Esta férula se retira después de aproximadamente una semana. La  inflamación es importante con la rinoplastia, y usted puede experimentar moretones en las mejillas o alrededor de los ojos. Si usted no tiene suturas solubles, su cirujano le quitará los puntos de sutura en una visita de seguimiento, por lo general 3-7 días después de su procedimiento.

La recuperación y el tiempo de inactividad

La mayoría de los pacientes pueden regresar al trabajo después de 7-10 días generalmente. Sin embargo, para las primeras semanas después de la cirugía, se debe evitar agacharse, levantar objetos pesados, o participar en cualquier ejercicio vigoroso. También tendrá que dormir con la cabeza elevada por una o dos semanas, y debe evitar exponer su nariz a la luz solar directa durante los primeros meses, debido a la mayor sensibilidad. Si usted necesita usar lentes, puede necesitar modificaciones especiales de apoyo con el fin de usarlos de manera segura durante el periodo de cicatrización. Estas directrices pueden variar mucho, siempre siga las recomendaciones de su cirujano.

Riesgos y complicaciones

Los riesgos y posibles complicaciones incluyen: cicatrices adversas, sangrado excesivo o hematomas, pérdida de la piel (muerte del tejido), coágulos de sangre, entumecimiento u otros cambios en la sensibilidad o picazón intensa, riesgos de la anestesia, decoloración de la piel, edema persistente (hinchazón), irregularidades de la piel del contorno, decoloración de la piel y la hinchazón, problemas respiratorios y necesidad de cirugía adicional.

Después de la cirugía, debe inmediatamente llamar a su cirujano si se presenta cualquiera de los siguientes síntomas: dolor en el pecho, dificultad para respirar, latidos cardíacos inusuales, sangrado excesivo.

Costos

El costo promedio total de una rinoplastia varía entre $4,500 y $7,500 (precio en dólares), aunque las tarifas pueden variar desde $3,000 y $12,000, en gran parte en función de la zona geográfica. Los costos tienden a ser mayor en función de la complejidad de la cirugía, y también suelen ser más altos si la cirugía es una rinoplastia secundaria (es decir, el paciente ha tenido cirugía nasal anterior). Los costos totales incluyen los honorarios del cirujano, la anestesia, servicio de honorarios, gastos de laboratorio y medicamentos.

Procedimientos complementarios

A menudo, la cirugía de rinoplastia se realiza en conjunto con otras cirugías para mejorar los resultados del paciente. Los procedimientos más comunes que se realizan conjuntamente con una cirugía de nariz es el aumento de la barbilla sobre el uso de un implante de silicona sólida. Esto se realiza para mejorar las proporciones y el perfil general de la cara del paciente.

Buscar al mejor cirujano plástico de